Qué son los derechos asertivos

¿Qué son los derechos asertivos?

¿Has oído hablar de los derechos asertivos? Es posible, pero quizá no tengas del todo claro a qué tipos de derechos nos referimos, aunque seguro que te suenan las dos palabras que forman este concepto.

Te lo explico, y además, tras la explicación, al final de este artículo, podrás encontrar una lista  para que te quede todavía más claro con ejemplos de derechos asertivos.

¿Qué son los derechos asertivos?

Para definir la primera palabra del concepto; derechos, podemos recurrir al diccionario, y encontraremos lo siguiente:

“Facultad de hacer o exigir todo aquello que la ley o la autoridad establece en nuestro favor…”

Este punto parece claro. Sin embargo, al introducir el término “asertivos“, cambia su sentido. Los derechos asertivos no se apoyan en la ley, no son equiparables a los derechos legales.

Entonces, ¿cómo podemos aclarar el concepto de derecho asertivo?

La siguiente situación nos puede ayudar:

Has quedado con un grupo de amigos para hacer senderismo, llevas tiempo sin salir y no estás en forma, cuando el camino se hace un poco más duro, te vas quedando atrás, te cuesta seguir el ritmo del grupo.

En estas circunstancias intenta responder a la siguiente pregunta:

  • ¿Tienes derecho a que tus amigos vayan más despacio?

Cuando planteamos esta pregunta a nuestros alumnos en los cursos de asertividad suele surgir el debate: si, no, depende, cómo de amigos son… y es que hay algo en la propia pregunta que no nos permite responder con un Sí rotundo.

Si lo piensas bien, te darás cuenta de que no tienes ese derecho, si así fuese, entonces tus amigos estarían obligados a satisfacerlo. Sin embargo, a no ser que te hubieran negado el auxilio en una situación crítica, no podrías denunciarlos al regresar a la ciudad, ya que no habrían cometiendo ningún delito al no reducir la marcha.

Ahora introduzcamos un ligero cambio en la pregunta:

  • ¿Tienes derecho a pedir a tus amigos que vayan más despacio?

Seguro que ya no tienes dudas, esta nueva formulación de la pregunta provoca unanimidad en la respuesta: Sí.

Pues bien, aquí tienes uno de los derechos asertivos más importantes:

El derecho a pedir todo lo que quiera.

No es éste el único derecho asertivo que poseemos. Decir no es otro derecho asertivo fundamental.

Es más, el derecho del otro a decir No, legitimaría mi derecho a pedir. No se entiende el uno sin el otro.

Como verás, tanto el derecho a pedir como el derecho a decir no, se fundamentan más allá de las leyes, basan sus raíces en la dignidad que todos los seres humanos poseemos por el simple hecho de serlo.

Estos son solo dos de ellos, pero lo cierto es que hay muchos ejemplos de derechos asertivos. A ellos se les pueden unir muchos más. Puedes consultar el listado más abajo. Te animo a seguir explorando la lista. Sin duda, puede ser un gran descubrimiento. ¿Se te ocurre algún ejemplo nuevo? No dudes en dejar un comentario bajo estas líneas.

 

Listado de derechos asertivos


1. Tengo derecho a ser tratado con respeto y dignidad.

2. Tengo derecho a tener y expresar mis propias opiniones.

3. Tengo derecho a interrumpir, a pedir información y aclaraciones.

4. Tengo derecho a detenerme y pensar antes de actuar.

5. Tengo derecho a experimentar y expresar mis propios sentimientos, así como a ser su único juez.

6. Tengo derecho a decir “no” sin sentir culpa.

7. Tengo derecho a pedir lo que quiero.

8. Tengo derecho a tener mis propias necesidades y que estas necesidades sean tan importantes como las de los demás.

9. Tengo derecho a no satisfacer las necesidades y expectativas de otras personas y comportarme siguiendo mis propios intereses.

10. Tengo derecho a no anticiparme a los deseos y necesidades de los demás y a no tener que intuirlos.

11. Tengo derecho a protestar cuando se me trata injustamente.

12. Tengo derecho a sentir y expresar el dolor.

13. Tengo derecho a no estar pendiente de la buena voluntad de los demás.

14. Tengo derecho a elegir entre responder o no hacerlo.

15. Tengo derecho a cambiar de opinión o a cambiar mi forma de actuar.

16. Tengo derecho a no tener que justificarme ante los demás.

17. Tengo derecho a cometer errores.

18. Tengo derecho a hacer menos de lo que soy capaz de hacer.

19. Tengo derecho a decidir qué hacer con mis propiedades, cuerpo, tiempo…

20. Tengo derecho a gozar y disfrutar.

21. Tengo derecho a mi descanso y aislamiento cuando así lo decida.

22. Tengo derecho a tener éxito y superarme, aun superando a los demás.

Como ves, aunque los derechos asertivos no aparecen escritos en ninguna carta universal o ley, existen y los poseemos. ¿Alguna vez te has visto en una situación en la que podrías haber recurrido a ellos pero no lo hiciste por miedo o desconocimiento, porque sentías que no debías hacerlo? ¡Déjanos un comentario en el post contando tu experiencia y qué derecho asertivo te ayudó!