Curso control de la ira

¿Qué hay detrás de la ira crónica?

Matthew McKay y Peter Rogers publicaron en 1989 “When anger hurts”, considerado uno de los trabajos más relevantes en el estudio de la ira. En dicha obra, plantearon las siguientes conclusiones sobre el origen de la ira crónica.

En la mayoría de los casos, tras la ira crónica se oculta un profundo dolor. Y si bien la rabia puede actuar como una válvula de escape momentánea, inevitablemente empeora el dolor subyacente.

Prácticamente todas las personas que han sufrido daños importantes en la infancia, se han visto expuestos a episodios continuados de ira. La mayoría de las personas afectadas de ira crónica también fueron víctimas de la ira en su infancia.

Las personas afectadas de ira crónica sufren consecuencias a largo plazo tanto en el trabajo como en las relaciones personales. Tienden a sentirme más solas, más decepcionadas ante la vida y menos estimuladas por sus relaciones.

El mayor pronosticador de satisfacción en el matrimonio es el modo en que la pareja se enfrenta a los conflictos y a la ira.

La ira crónica es una respuesta aprendida que se puede desaprender con voluntad y esfuerzo. Consulta nuestro curso para controlar la ira y el enfado y descubre cómo hacerlo.