DEPRESIÓN INFANTIL Y JUVENIL

Todas las personas experimentan a lo largo de su vida situaciones de tristeza. Sin embargo, en ocasiones estos sentimientos se intensifican y perduran en el tiempo, y se acompañan de otros síntomas que provocan malestar e interfieren en la capacidad para aprender y desarrollarse social y académicamente.

La depresión infantil y juvenil en general se caracteriza por un sentimiento de tristeza que persiste durante la mayor parte del tiempo, aparición de sentimientos de desesperanza y de pérdida de interés en las actividades con las que se disfrutaba. Otros síntomas asociados son: la irritabilidad, llorar sin motivo aparente, pérdida de energía, problemas de sueño, aumento o disminución del apetito, dificultad para concentrarse o problemas de memoria, sentimientos de inutilidad, aislamiento social, pérdida de confianza en sí mismo, síntomas físicos (dolor de cabeza, molestias abdominales, etc.) e ideas suicidas.

SÍNTOMAS MÁS FRECUENTES SEGÚN LA EDAD

No todos los niños y adolescentes muestran los mismo síntomas ni en los mismos contextos. Hay ciertos síntomas que son más frecuentes en ciertas etapas:

  • En la infancia, el rasgo más característico es la irritabilidad.
  • En la adolescencia, los síntomas más frecuentes son la pérdida de interés por actividades y la incapacidad para experimentar placer.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA APARICIÓN DE LA DEPRESIÓN EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

No existe una única causa para la depresión infantil y juvenil, pudiendo desencadenarla factores familiares, escolares y sociales. Entre las situaciones sociales, escolares y familiares más relevantes se encuentran: problemas con amigos o familiares, problemas en el colegio o instituto, situaciones de pérdida (por ejemplo, fallecimiento de algún familiar próximo), situaciones conflictivas, etc.

¿CUÁNDO ACUDIR A TERAPIA PSICOLÓGICA CON NIÑOS Y ADOLESCENTES?

Debemos tener presente que los problemas psicológicos pueden aparecer a edades tempranas y, como consecuencia, proporcionar un tratamiento eficaz influye positivamente en el futuro del niño y adolescente.

Existen diversos indicadores que pueden presentarse ante un problema psicológico. Por lo tanto, es importante que ante la sospecha de un posible problema psicológico se acuda a un especialista para que se pueda valorar y, en caso afirmativo, comenzar con un tratamiento individualizado.

BENEFICIOS DE LA TERAPIA INFANTOJUVENIL

En Grupo XXI psicología trabajamos a través de diversas técnicas para que el niño o adolescente pueda expresar los problemas y dificultades que tienen en diversas áreas, dándole estrategias para afrontar o solucionar estos problemas o dificultades. La adquisición de estrategias eficaces de afrontamiento repercutirá positivamente en el bienestar emocional y social del niño o adolescente.

VER MÁS

Información

Duración: sesiones de 1 hora.

Orientación Cognitivo-Conductual.

Posibilidad de realizar terapia online.

INFÓRMATE SIN COMPROMISO

Al enviarnos este mensaje, aceptas nuestra política de privacidad y protección de datos

NOVEDADES

¿Eres agresivo cuando te enfadas?

Tanto en el lenguaje coloquial como en la jerga psicológica…

¿Cómo influye la autoestima en los trastornos de alimentación?

En muchas ocasiones pensamos que las personas, normalmente mujeres,…