PROBLEMAS DE CONDUCTA Y AGRESIVIDAD

PROBLEMAS DE CONDUCTA

Los niños que muestran problemas de conducta son aquellos que desobedecen con frecuencia, pueden tener un temperamento fuerte, les cuesta interiorizar las normas y los límites, desean ser el centro de atención para conseguir sus propósitos, miden con frecuencia las fuerzas e, incluso, en ocasiones cuestionan o desafían a los padres, profesores u otras personas.

Estas situaciones interfieren significativamente a una o varias áreas, como la familia, los amigos o el colegio, y pueden llegar a ser frustrantes para las personas del entorno más cercano.

AGRESIVIDAD INFANTIL

La agresividad infantil se refiere a la conducta dirigida a provocar daño a una persona u objeto. Estas conductas podrían ser pegar, romper algo, dar empujones, burlarse, decir palabrotas o amenazas. Esta conducta en el niño puede estar provocada por un sentimiento de frustración, una emoción desagradable que le lleva a actuar o dificultad para autocontrolarse, siendo la consecuencia directa normalmente negativa: castigos, rechazos por parte de los compañeros, evitación hacia el niño que se muestra agresivo o peleas.

¿CUÁNDO SE CONSIDERA LA AGRESIVIDAD INFANTIL UN PROBLEMA?

En general, es frecuente que los niños se comporten de manera agresiva a lo largo de su infancia de manera ocasional y que estos comportamientos disminuyan según vayan creciendo. Sin embargo, esta conducta agresiva se convierte en problema cuando es persistente y se observa que el niño no es capaz de dominarlo sino todo lo contrario, parece que le dominan sus emociones. La poca capacidad del niño para autocontrolarse es un indicador clave para detectarlo.

¿CUÁNDO ACUDIR A TERAPIA PSICOLÓGICA CON NIÑOS Y ADOLESCENTES?

Debemos tener presente que los problemas psicológicos pueden aparecer a edades tempranas y, como consecuencia, proporcionar un tratamiento eficaz influye positivamente en el futuro del niño y adolescente.

Existen diversos indicadores que pueden presentarse ante un problema psicológico. Por lo tanto, es importante que ante la sospecha de un posible problema psicológico se acuda a un especialista para que se pueda valorar y, en caso afirmativo, comenzar con un tratamiento individualizado.

BENEFICIOS DE LA TERAPIA INFANTOJUVENIL

En Grupo XXI psicología trabajamos a través de diversas técnicas para que el niño o adolescente pueda expresar los problemas y dificultades que tienen en diversas áreas, dándole estrategias para afrontar o solucionar estos problemas o dificultades. La adquisición de estrategias eficaces de afrontamiento repercutirá positivamente en el bienestar emocional y social del niño o adolescente.

VER MÁS

Información

Duración: sesiones de 1 hora.

Orientación Cognitivo-Conductual.

Posibilidad de realizar terapia online.

INFÓRMATE SIN COMPROMISO

Al enviarnos este mensaje, aceptas nuestra política de privacidad y protección de datos

NOVEDADES

¿Eres agresivo cuando te enfadas?

Tanto en el lenguaje coloquial como en la jerga psicológica…

¿Cómo influye la autoestima en los trastornos de alimentación?

En muchas ocasiones pensamos que las personas, normalmente mujeres,…