Tratamiento obsesiones y compulsiones

TERAPIA PARA EL TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO

Las obsesiones son pensamientos intrusivos, involuntarios, repetitivos y de alta frecuencia que aparecen en nuestra mente produciendo un alto nivel de ansiedad.

Según el tratamiento para el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) pueden estar expresadas en forma de palabras y frases o de imágenes. El contenido es amenazante, inaceptable moralmente, grotesco o extraño para la persona que lo sufre.

Síntomas del transtorno obsesivo compulsivo

Las obsesiones más frecuentes tienen que ver con la posibilidad de contaminarse o ensuciarse, con que ocurra una desgracia con la religión, con el sexo o con la violencia. Algunos ejemplos de obsesiones serían: creer que uno se ha contagiado del SIDA, que la colilla que dejó en el cenicero va a provocar un incendio o que se desea insultar a alguien.

Las compulsiones o rituales son comportamientos estereotipados, voluntarios, que pueden llegar a ser muy organizados y elaborados y que tienen como fin reducir la posibilidad de que suceda la catástrofe temida o bloquear la ansiedad causada por la propia obsesión. Pueden ejecutarse físicamente, como comprobar que el teléfono está bien colgado, limpiar y lavarse exageradamente, comprobar múltiples veces el estado de las cosas o consumibles “armas”, y mentalmente, como hacer operaciones mentales, rezar, repetirse frases “mágicas”.

El tratamiento que mejor ha demostrado su eficacia en las últimas investigaciones es la intervención cognitivo-conductual. En Grupo XXI, ofrecemos tratamiento para el transtorno obsesivo-compulsivo en Madrid. Solicita información.

VER MÁS

Información

Duración: sesiones de 1 hora.

Orientación Cognitivo-Conductual.

Posibilidad de realizar terapia online.

INFÓRMATE SIN COMPROMISO

Al enviarnos este mensaje, aceptas nuestra política de privacidad y protección de datos

NOVEDADES

¿Eres agresivo cuando te enfadas?

Tanto en el lenguaje coloquial como en la jerga psicológica…